Hasta hace bastante poco, Linux era un sistema operativo poco amigable para jugar avideojuegos. Desde que Valve adaptó su plataforma de videojuegos Steam, la cosa ha cambiado. Tanto en el cliente de escritorio como en su página web se puede encontrar todo un catálogo de juegos compatibles que, aunque aún es reducido, aumenta constantemente.


Wine 2.0 incluye algunas características de DirectX que aún no habían aterrizado en Linux. Esto significa que a partir de ahora los videojuegos y programas multimedia de Windowsfuncionarán mejor, pese a no contar con versión nativa para este sistema operativo.

Por lo tanto, a medida que los desarrolladores de juegos van viendo este sistema como una alternativa apetecible para el que lanzar sus títulos, comprar un ordenador con Linux es cada vez más recomendable. También se puede adquirir uno FreeDOS, es decir, sin sistema operativo.

En esta edición, Wine incluye compatibilidad con muchos más programas, incluido Microsoft Office 2013. La suite de ofimática más popular en Windows, no obstante, no es el reclamo por el que los usuarios de Windows recurren a Wine o PlayOnLinux. Estos programas son mucho más populares porque permiten instalar Photoshop o juegos que no cuentan con versión para Ubuntu, Mint o cualquier otra distribución.

También han mejorado el escalado de pantallas HiDPI, soporte para GStreamer 1.0, actualizaciones de Gecko, soporte de 64-bit para Mono, nueva arquitectura de controladores para periféricos gestionada por libudev, etc. Tampoco hay que olvidar que han corregido algunos bugs de versiones anteriores y si te interesa conocer más sobre Wine 2.0, te recomiendo que te dirijas a la web oficial del proyecto, donde podrás descargar ésta última versión estable. ¡Y a divertirse…!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Recuperar la contraseña Wifi almacenada en tu computador – WiFi Password Decryptor

Siempre nos puede pasar que olvidemos la contraseña de nuestro Wifi y queramos recuperarla…